sábado, 27 de diciembre de 2008

INOCENTE DEL AÑO


La Orden de los Inocentes de Telde ha tenido a bien este año concederme su distinción anual durante la celebración de una cena a la que asistieron 96 personas. Este colectivo, que cada año premia a algún teldense por la labor realizada durante el año, reúne a cientos de personas de todos los ámbitos sociales y ciudadanos. Para mí ha sido un honor recibir este galardón y durante dicho acto se lo dediqué a los millones de personas en todo el mundo que tienen que pasar estas fiestas lejos de los suyos, así como a todos aquellos que han sido objeto de mi trabajo en los últimos diez años, los inmigrantes. Este reconocimiento tiene un significado especial para mí por dos razones, porque me lo hace la gente de mi ciudad y, en segundo lugar, porque esta hermandad dona todos los años una cantidad de dinero para colectivos vulnerables. Gracias a todos los miembros de la Orden de los Inocentes por el detalle que han tenido conmigo. Si quieren más información y noveleriar las fotos de la cena, pasen y vean. http://www.teldeactualidad.com/noticias.php?area=sociedad&id=1189. También hay un excelente reportaje fotográfico en http://www.revistatara.com/modules.php?name=News&file=article&sid=11288 Dos visiones distintas del mismo acto.

jueves, 25 de diciembre de 2008

CUENTO DE NAVIDAD

Hace unos meses descubrí este hermoso cuento y pensé que hoy era un buen día para compartirlo.

Era la noche de Navidad y en todas las casas se disponían las familias para celebrar la Nochebuena. De pronto, en el silencio de la noche, se oyó un fuerte ruido en la calle. Algunas personas se asomaron con miedo a sus ventanas y vieron a un grupo de hombres encapuchados que habían tirado varios adoquines contra el escaparate de un bazar, y pintaban con una brocha en la pared "¡Fuera extranjeros!"... "¡España para los españoles!"...

El bazar era propiedad de un inmigrante marroquí, que se había instalado en el barrio siete años atrás y vivía en un piso cercano con su mujer y tres hijos que estudiaban en el colegio de allí mismo.
La gente, muy asustada, corrió las cortinas o cerró sus ventanas. Al poco rato, siguieron con sus preparativos de la cena de Navidad. Nadie se atrevió a llamar a la policía. Los asaltantes se marcharon tan tranquilos y con grandes risotadas.

Al poco rato dentro de la tienda se oyeron algunas voces: "¡Vámonos a nuestra tierra!"... "Pero ¿te has vuelto loco? ¿Cómo nos vamos a ir?"... "¿Es que no te das cuenta que acá no nos quieren?.. Ea, vámonos ahora mismo"
Y el bazar empezó a bullir como si fuese un hormiguero.

El café se marchó enseguida para Colombia y Brasil de donde habían venido hacía muchísimos años. El té cogió un vuelo charter para India, Camerún y Ruanda. Los collares de diamantes sacaron vuelo para Sudáfrica, Sierra Leona y Congo. Los anillos y otras prendas de oro se fueron, muy irritados, también a Sudáfrica y Latinoamérica.

Las telas de algodón prepararon su pasaporte a Egipto y las sedas a China. Toda la ropa vaquera se fue a Estados Unidos. La carne, muy enojada, hizo sus maletas a Uruguay y Argentina y los plátanos partieron a Guatemala, Colombia, Nicaragua y Ecuador. El millo y las papas se repartieron por todos los países de Latinoamérica, donde habían nacido sus tatarabuelos. El cobre se fue a Chile y el níquel a Nigeria...

Y así, poco a poco, cada cosa se marchó a su país de origen. El bazar se iba quedando casi vacío. La gente del barrio, volvió a asomarse a sus ventanas al sentir tanto movimiento en la calle, de extranjeros que se largaban tan enfadados. Se reían de ellos y se encogían de hombros diciendo: "Bueno, que se vayan! Aquí tenemos de sobra y nuestras fábricas producen de todo"... En ese mismo momento, el fuego de sus cocinas se apagó: la comida se estropeó y sus hornos dejaron crudo el pavo, pues el gas se marchó volando a Argelia. Así que tuvieron que pedir, en todos los hogares, urgente una pizza, pero les contestaron que el servicio había quebrado: ¡Todas las pizzas se habían ido a Italia sin avisar!

Dispuestas a no quedarse sin cena navideña, muchas familias cogieron sus coches para ir a algún restaurante que quedase abierto, pero... ¡no había gasolina en sus depósitos ni en las estaciones de servicio!... El petróleo se fue a Venezuela y al Golfo Pérsico. Además los coches habían quedado hechos una birria: el caucho de las ruedas, también, se había ido a su país y las carrocerías parecían de chicle, pues el aluminio, el hierro, el plástico, etc. Ya no estaban, tampoco.

¡Vaya Navidad!... Casi desesperados, con mucha hambre y aburridos, unos conectaron el ordenador para pasar el tiempo con un video-juego, otros marcaron mensajes en sus teléfonos móviles. Pero tampoco pudieron hacerlo: nadie sabía que esos mecanismos funcionan con un mineral llamado coltán, que fue el primero en irse al Congo, de donde lo habían traído recientemente. Además, estos utensilios tan modernos, ya habían reservado billete para Japón, Taiwán y Tailandia.

"¡Bueno, no pasa nada!" Encendamos la chimenea y cantemos "Noche de Paz"... se dijeron unos a otros para animarse. Más ni siquiera eso pudieron cantar: el villancico había regresado a Austria a vivir en casa de su compositor.

Entonces, aquella gente de aquel barrio, miró con lágrimas de arrepentimiento la pintada del bazar: "¡Fuera extranjeros!"... y pensaron que no debieron haber permitido a aquellos brutos hacer tal barbaridad.

viernes, 19 de diciembre de 2008

UN PASO ATRÁS

Una aberración. Esta es la palabra más suave que se me ocurre para definirlo. El Consejo de Ministros aprobó el viernes pasado una reforma de la Ley de Extranjería que bien podría llevar la firma de Sarkozy, Berlusconi o de cualquier otro destacado miembro de la más rancia derecha europea, pero que, sin embargo, ha sido promovida por un Partido Socialista que no duda ni un instante en ponerse la camiseta de los derechos ciudadanos cuando se trata de nacionales, pero que desprecia y pisotea sin rubor los derechos que corresponden a las personas extranjeras.

Desde que se aprobara este insulto legal, he tenido que escuchar y leer algunas cancaburradas en los medios afines al Gobierno socialista para tratar de justificar lo injustificable, por no hablar de los sonoros silencios que procedían de las guaridas de los opinadores oficiales del régimen. Había pensado que se estaban tomando su tiempo para escudriñar a fondo el nuevo texto legal, pero pasada una semana algunos siguen sin hacer acto de presencia. Casi que mejor.

Podríamos entrar en el fondo del asunto. Podríamos dar detalles sobre la crucifixión de Jesús Caldera y la elevación a los altares de Celestino Corbacho, un ministro nombrado para poner el careto en la nueva política de mano dura en materia de inmigración que, en realidad, marcan los hombres (y mujeres) del Presidente. Podríamos también hablar del miedo atroz que atenaza a un partido que, cuando era oposición, criticaba con fiereza los recortes de derechos de los extranjeros y que, cuando es gobierno, no le tiembla la mano para sacar la tijera y cortar en esa misma dirección.

Sí, habrá quien diga que esta nueva ley reconoce derechos a los irregulares o que ahora se permite el acceso de las ONG a los llamados centros de internamiento. Pero es todo mentira. Ya algunas ONG entraban en los centros y no promover los derechos de asociación y reunión de los inmigrantes hubiera sido ir contra la doctrina del Tribunal Constitucional. Y eso era algo que no se podían permitir. Ir contra el sentido común sí, eso sí.

Sólo un ejemplo, para no cansarles. Han ampliado a 60 días el periodo de retención en las cárceles de extranjeros (que otros usen los eufemismos que quieran), hasta ahora fijados en 40. Dicen que es para facilitar las repatriaciones. Ho, ho, ho, que diría Papá Noel. Ellos saben que las expulsiones no dependen de los días, sino de la pasta que aflojen. Pero no se cortan un pelo en prolongar 20 días más la injusta e inhumana retención de quienes no han cometido ningún delito. Y, además de esto, endurecimiento de penas, trabas a la reagrupación familiar y, en fin, la visión del inmigrante más como un eslabón útil de la cadena productiva que como una persona con familia, derechos e inquietudes.

Me consta que algunos socialistas que sí creen en los derechos de la gente votarán esta ley en el Congreso con la nariz tapada y con los ojos cerrados. El problema es que el tufillo a cerrojazo inmigratorio ya llega a todos lados. En fin, otro paso atrás en la construcción de un mundo mejor.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

UN MUNDO FELIZ

Los miembros del Parlamento Europeo tendrán que decidir hoy mismo si apoyan una directiva de la UE que pretende ampliar la jornada laboral máxima, pasando de las 48 horas actuales hasta 60 para todos los trabajadores y 65 en determinados colectivos. Una sencilla operación matemática nos proporciona el dato de que esta directiva europea, que ya fue aprobada por los ministros de Trabajo de los 27 en junio pasado, amparará las jornadas laborales de hasta 12 horas diarias.

Ante este debate, movido por un afán de colaboración con nuestras autoridades europeas, propongo incluir algunas modificaciones en dicha directiva que difícilmente podrán ser rechazadas, dado que van en la misma dirección. Éstas son mis propuestas:

1. Introducir un pequeño artefacto en la cabeza de cada trabajador para que éste reciba una descarga eléctrica cada vez que se ausenta de su puesto de trabajo más de diez minutos. De esta manera se garantiza un aumento de la productividad.

2. Castración química para que no tengan hijos y así evitar que se cojan esas estúpidas bajas de maternidad y paternidad que tantos quebraderos de cabeza provocan.

3. Adosar unas gamuzas especiales en las suelas de los zapatos de los empleados para que cada vez que vayan al aseo, de paso, limpien la oficina.

4. Instalar unas tiendas de campaña, con baños químicos incluidos (guarradas, las mínimas) en los jardines de las empresas para que los empleados que vivan lejos puedan pernoctar en ellas y, así, no llegar tarde al día siguiente con la manida excusa de los atascos.

5. Y, finalmente, queda autorizado el uso de grilletes y cadenas con bola sólo con fines terapéuticos y durante un periodo máximo de cinco a diez años.

Señores eurodiputados, con estas propuestas no pretendo entorpecer su labor, sólo contribuir al bien común y a un mundo más feliz, igual que ustedes. No me lo agradezcan.

viernes, 12 de diciembre de 2008

UN CAYUCO... DE OSCAR

Es para flipar. El pasado martes, catorce jóvenes africanos que estaban dramatizando en una playa de Gran Canaria la llegada de un cayuco para una productora finlandesa fueron detenidos por efectivos de la Policía Nacional, que irrumpieron en medio del rodaje y, sin encomendarse ni a Dios ni al Diablo, se llevaron a los chicos a la Comisaría para su identificación. Estos chicos grababan un capítulo de una serie para la televisión finlandesa, pero ello no fue obstáculo para que nuestros eficaces agentes hicieran su trabajo. Pasadas un par de horas y aclarada la confusión, los chicos fueron liberados.

Para mí que deberían darles un Oscar.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

LAS NAVIDADES EN EL MUNDO

Cuando estudiaba en el colegio y ante la cercanía de la Navidad, la profesora me mandó una vez que hiciera un trabajo sobre cómo se viven estas fiestas en otros países del mundo. Como me puse malo y no entregué aquel trabajo, sirva este artículo para desquitarme.

La red de alcantarillado de Harare, la capital de Zimbawe, está colapsada y el agua potable que llega a las viviendas ya es de todo menos potable, lo que ha provocado la muerte de más de medio millar de personas a causa del cólera. Si a ello sumamos la catastrófica situación nacional, con un paro del 80 por ciento y una inflación del 231 millones por ciento, el resultado no puede ser más desalentador. Bueno, corrijo, sí puede ser más desalentador. Un brote de ántrax en el norteño valle de Zambeze está comenzando a matar a los que han sobrevivido al cólera.

Decenas de miles de refugiados se hacinan en inseguros campamentos montados por Naciones Unidas en el este del Congo. Allí falta de todo, empezando por comida y por agua, imprescindibles para la vida. La causa de tanta desesperación es una guerra étnica alimentada por los gobiernos africanos y las multinacionales extranjeras con el objetivo de facilitar la extracción del coltan, un mineral con el que se fabrican los condensadores de teléfonos móviles, ordenadores y otros aparatos electrónicos. Los mineros del coltan de Kivu trabajan en condiciones de esclavitud, bien lejos de la mirada occidental.

Grupos rebeldes han secuestrado en las últimas semanas una treintena de camiones cargados con ayuda humanitaria que se dirigían a los campos de refugiados de Darfur, entre el Chad y Sudán. Se desconoce el paradero de los conductores. Ello ha provocado el descenso a la mitad del suministro de comida para los cientos de miles de personas que han huido de sus casas por esta guerra olvidada que ha provocado ya unos 750.000 muertos, cifras avaladas por Naciones Unidas.

Mientras participaban en una sentada en la Universidad de Agadir, dos jóvenes saharauis, Baba Khaya y El Houssein Kteif, fueron arrollados por una guagua. Días después, los familiares del primero fueron apaleados brutalmente por las fuerzas policiales marroquíes en la ciudad de Bojador, a tiro de piedra de Canarias, por enarbolar banderas saharauis durante su entierro. Horas después, los mismos agentes penetraron por la fuerza en las casas de los parientes del fallecido y detuvieron a varios de ellos, golpeándoles con saña en las comisarías.

Por cierto, feliz Navidad.

viernes, 5 de diciembre de 2008

PATHÉ CISSÉ YA TIENE LIBRO

Pathé Cissé llegó al sur de Tenerife el 1 de agosto de 2006 a bordo de un cayuco. Como tantos otros en aquellos días, fue enviado al campamento militar de La Isleta donde intentarían expulsarle a Senegal. Allí, durante treinta y pico largos días, comenzó a escribir su historia, la historia de su vida, el viaje en que se jugó la vida, la gente que había dejado atrás y otras muchas reflexiones, en folios que le pedía a Quique, a Mayte, a Carina, a Isabel, a la gente de la Cruz Roja de Las Palmas. Luego, afortunadamente, no fue repatriado sino que lo mandaron para la Península. Desde entonces, como tantos senegaleses, se busca la vida en los mercadillos de la zona de Cádiz.

El sueño de Cissé era que aquellos folios sueltos se convirtieran en un libro. En ellos, cuenta cómo fueron los preparativos, cómo hipotecó su casa para pagar el viaje, los primeros días tranquilos en el mar y cómo luego se fue complicando todo, el momento en que una ola quebró su cayuco y el miedo que pasó cuando le acusaron de haber traído la mala suerte a la expedición. "Las olas nos lanzaban por los aires", aseguraba Cissé en aquellos folios. Y, finalmente, la llegada a Tenerife y los primeros auxilios de los médicos.

El empeño de Isabel Cardenal, psicóloga de Cruz Roja que recibió los primeros cuatro folios y que animó a Cissé a continuar, y de otras muchas personas ha hecho posible que ahora, más de dos años después, los folios se conviertan en libro. La obra se llama "La Tierra Prometida", está en francés y en castellano, y será presentada el lunes día 15 de diciembre en la sede de la Diputación Provincial de Cádiz, institución que financia la obra.

Publiqué un reportaje sobre Cissé en marzo de 2007 y hablé con él en aquel entonces. Su historia es una historia de superación, de empeño y de sacrificio, palabras que también nos hablan de África y sus gentes. Enhorabuena a todos los que han hecho posible este sueño. Me alegro de corazón.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

DOS JÓVENES SAHARAUIS ASESINADOS DURANTE UNA SENTADA EN AGADIR




Dos estudiantes saharauis, Houssein Abdessadik Alktaif y Khaya Baba Abdelaziz, murieron el lunes por la noche tras ser atropellados por un autobús marroquí durante una sentada en la carretera de Agadir junto a la estación, mientras que otros resultaron gravemente heridos, afirmó una fuente del Ministerio saharaui de los territorios ocupados y la inmigración.
Según la información reunida por la misma fuente, los estudiantes saharauis en Agadir, que participaron en una sentada para pedir ser transportados junto a sus familias para pasar la fiesta Id Aladha, "fueron sorprendidos por un autobús marroquí que giró a alta velocidad en su dirección matando a dos de ellos e hiriendo a varios otros ".
Entre los heridos se encuentran dos estudiantes saharauis Belkadi Mbarek y Bouh Alkharrachi que fueron transportados al hospital de Agadir en estado de coma.
Los dos estudiantes saharauis Houssein Abdessadik Alkteif y Khaya Baba Abdelaziz seguian sus estudios en la Universidad Ibn Zohr en Agadir (Marruecos).
Otros tres, Al Hadifa Breiha, Asla Al Salem y Ahmed Ben Mustapha Taleb fueron detenidos por las fuerzas marroquíes que dispersaron violentamente a los manifestantes.En diciembre de 2005, ciudadanos saharauis murieron en circunstancias similares, incluidos tres ancianos atropellados por un camión militar marroquí en una de las calles de la ciudad ocupada de Dakhla. Se llamaban Laamor Sidi Brahim, Taleb Oul Ali Menna y Mohamed Lehsan Sidi Brahim.

CARTA ABIERTA AL ALCALDE DE LA OROTAVA

Estimado señor Valencia,

Estará usted hecho un mar de dudas en este momento. Dijo usted en el congreso de Coalición Canaria en Tenerife que “las costas canarias están a merced de que el moro venga y nos lleve por delante”. Y pocas horas después se había convertido usted en la piñata a la que todos dan palos en la fiesta del pueblo pese a que no había hecho otra cosa que expresar, con bastante crudeza, eso es cierto, todo aquello que llevan diciendo los líderes de su partido en los últimos quince años.

Le habrá dolido especialmente, señor Valencia, que su presidente, el señor Paulino Rivero, haya renegado con la boca chica de esas palabras. Pero, claro, entiéndale. Dentro de unos días va a viajar a Marruecos y no puede llevar en la mochila tal pesada carga. Queda un poco feo.

Sin embargo, estése tranquilo. Son legión en esta tierra quienes albergan el mismo temor irracional y xenófobo, un miedo alimentado tanto por su partido como por otros. ¿O no es racismo echar la culpa de todos los males a los inmigrantes, como hacen un día sí y otro también, desde el Gobierno canario? ¿O vincular la inmigración con la delincuencia, como hace cada vez que puede el Partido Popular? ¿No es xenófobo pedir, como hizo el Parlamento canario, que una flota de la Armada haga frente y obligue a dar la vuelta a las pateras y los cayucos en alta mar?

Y los socialistas, esos que ahora se rasgan las vestiduras y presentan denuncias en la Fiscalía, ¿no son ellos quienes van a ampliar a 60 días el ya de por sí injusto periodo de retención de los inmigrantes?, ¿no es el Gobierno español quien ha expulsado a menores de edad y a discapacitados sin que se le mueva una pestaña?, ¿no es el PSOE quien mantuvo vergonzosamente a 400 ciudadanos asiáticos durante largos meses en una nave de tratamiento de pescado en el puerto de Nuadibú, saltándose toda ley y toda ética?, ¿no fue Moratinos quien aplaudió la política en materia migratoria de Marruecos cuando la Gendarmería de este país disparó y expulsó a inmigrantes al medio de la nada del desierto del Sahara? ¿O es que nos hemos olvidado?

¿Y los medios de comunicación? ¿No fue un periódico de gran tirada de la provincia de Las Palmas el que un día tituló en primera página “Sigue la invasión”? ¿Y otro de Tenerife el que editorializa un día sí y otro también alertando de la presencia de gente “de raza negra” en nuestras calles? ¿Por qué solo una ONG y un colectivo ecologista se han atrevido a denunciarlo? ¿Miedo, quizás? ¿Oportunismo político ahora?

Señor Valencia, sus palabras son lamentables. Pero no está solo. Usted y su imposibilidad para comprender el mundo no son sino la burda expresión de la manera en que tratamos a quienes llegan a nuestra tierra. A patadas.

PD: Especialmente penosas fueron las declaraciones, pidiendo una rectificación, del cónsul de Marruecos en Las Palmas, un señor que representa a un país que se burla constantemente de la legalidad internacional y que trata como animales a los inmigrantes que pasan por sus fronteras y a los saharauis que viven en los territorios ocupados. Penosas sus palabras y penosos quienes las usan en guerritas políticas.

Atentamente, José Naranjo

miércoles, 26 de noviembre de 2008

DOMINGO POR LA MAÑANA

Domingo por la mañana. En un pequeño pueblo de la provincia de Lleida, cinco africanos y un blanco (yo) charlan de manera distendida sobre las cosas de aquí y las cosas de allá. Hace tanto frío en la casa que no nos atrevemos ni a sacarnos el abrigo. Afuera, sopla un viento helado; adentro, una estufa de leña en una esquina de la habitación intenta calentar un poco, pero ni se nota su presencia. La madera es escasa y hay que administrarla.

De repente, entra un empresario blanco. “Necesito alguien”, dice. Me dirige una ojeada fugaz que revela sorpresa, pero sigue a lo suyo. Mientras, los africanos se miran con un gesto de duda. “Es para una hora. Hay que recoger un material allí, en la finca”. Uno de los chicos, un senegalés alto y fuerte llamado Djibril, se levanta de la cama, asiente con la cabeza y responde. “Voy a cambiarme”. “Vale, date prisa, te espero fuera”, añade el empresario. Lo miro mientras se calza un mono azul sobre la ropa con la que había dormido. Él me mira y sonríe. “Es lo que hay”, dice.

Pasada una hora larga, regresa. Está contento. Cuando menos se lo esperaba, en un día en que no suele haber trabajo, se ha ganado cinco euros. Cinco euros por una hora de faena. No está mal. Si trabajara durante ocho horas al día los cinco días de la semana ganaría 800 euros al mes. Y quizás así pudiera alquilarse una habitación para él solo en un piso con calefacción y no pasarse todo el día tiritando dentro de la casa junto a sus cinco compañeros de infortunio.

Sin embargo, rara es la semana en que cada uno de ellos logra trabajar diez horas seguidas, con lo cual no ganan ni 200 al mes. Con esta exigua renta, Djibril y sus amigos sin papeles compran la comida, pagan sus gastos cotidianos y, además, envían dinero a sus familiares para que desde allá no les acusen de insolidarios y de haberse convertido en negros olvidadizos que ya no se acuerdan de los suyos.

En los campos de frutales de la próspera Lleida casi todo se detiene durante el invierno. Hace demasiado frío. Los manzanos y los melocotoneros se suceden en regular alternancia a ambos márgenes de la carretera como un ejército desnudo. Los negros con suerte se van a Jaén, a la campaña de la aceituna, o al plástico almeriense a probar fortuna. Al menos allí no hará tanto frío. Otros, sin embargo, esperan y esperan largas horas cada día en los cruces de los caminos o dentro de las casas, helados, a que un empresario providencial les tire unas migajas de trabajo.

sábado, 22 de noviembre de 2008

EL INCREÍBLE CASO DE LA MUJER TRANSLÚCIDA

María Dolores vive en un barrio de una gran ciudad. Cuando le dije que iba a hablar de ella en mi próxima columna de Los Invisibles me respondió que vale, que hiciera lo que me diera la gana, pero que no pusiera en dónde vive. “¿Y si alguien lo lee y me identifica? Me da vergüenza que se sepan mis cosas”, me dijo. Yo pensé, “ya será difícil, con la poca gente que me lee”, pero bueno, no respondí nada y preferí hacerle caso para no molestarla

La conocí hace años haciendo un reportaje y hemos mantenido el contacto. María Dolores vive en un piso de 50 metros cuadrados con tres de sus hijos, dos de ellos toxicómanos y el otro recién salido de la cárcel, con su madre, prácticamente postrada en la cama desde hace dos años, y con tres nietos, dos de ellos de la mayor de sus hijas, que murió hace cuatro años de una sobredosis.

Cada mañana se levanta, le da una vuelta a su madre, prepara el desayuno para todos, pan con mantequilla y un tazón de leche caliente, acompaña a los niños al colegio, hace una pequeña compra, pañales, zumos, embutidos y mucha fruta, regresa a la casa, le da otra vuelta a su madre, prepara la comida, recoge a los niños, pone a su madre en una silla de ruedas y baja con ella y el más pequeño hasta el parque, regresa a la casa, acuesta a la madre, hace la cena, acuesta a los niños, le da de comer a su madre y, finalmente, cuando ya no le quedan fuerzas apenas, se sienta en el sofá con la mirada perdida y la tele encendida.

María Dolores vive de su exigua pensión de viuda y de los pocos euros que sus hijos no acaban metiéndose en el cuerpo en forma de drogas y alcohol. Aunque ella no lo verbalice, es una santa milagrera porque milagro y no otra cosa es sobrevivir de esa manera. Fuma y fuma un cigarrillo tras otro para aplacar los nervios y la angustia y cuando consigue que alguna de sus hijas o de sus vecinas se haga cargo de los niños y de su madre, peregrina por las instituciones en busca de ayuda. El otro día le hablaron de la Ley de Dependencia. “No sé si lo veré mientras viva”, dijo ella. Y va camino de tener razón.

A María Dolores, verla la vemos, pero como si nada. Más que invisible, es translúcida.

viernes, 14 de noviembre de 2008

SOLIDARIDAD CON EL SAHARA

LA ASOCIACIÓN CANARIA DE SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO SAHARAUI

les invita, un año más, a participar en el acto del 14 de noviembre, a defender el derecho del pueblo saharaui a la libre elección de su futuro y a exigir que se respeten los derechos humanos en el Sáhara Occidental ocupado ilegalmente por Marruecos.

El 14 de Noviembre de 1975 fue el día en que se firmó el acuerdo tripartito entre España, Marruecos y Mauritania para el reparto del Territorio del Sáhara Occidental. Después de treinta y tres años el futuro de la región sigue pendiente de un acuerdo que respete el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui, siempre en el marco de las Naciones Unidas.

El acto tendrá lugar en el Parque San Telmo, el día 14 de noviembre a las 19 horas, y contará con proyecciones audiovisuales y con una vigilia por el Sáhara Occidental.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

VEINTE AÑOS DESPUÉS


Fue en la playa andaluza de Los Lances. El otro día lo recordaba el periodista Luis de Vega en ABC. Una barca de madera de cinco metros de eslora aparecía varada en la orilla y, a pocos metros, el cuerpo sin vida de un joven boca arriba y con los brazos abiertos. La foto la publicó el Diario de Cádiz y la firmaba, al igual que la crónica, Ildefonso Sena. El 1 de noviembre de 1988, hace ahora 20 años, se abrió de forma oficial una siniestra estadística de muertes y desapariciones de inmigrantes intentando llegar a España que algunos cifran en 18.000 y que ayer mismo volvió a crecer con el fallecimiento de dos africanos en un hospital tinerfeño.

El otro día lo recordaba el propio periodista gaditano. “Una patrulla había localizado a cinco marroquíes mojados y sin papeles en la carretera. Apenas hicieron falta palabras o gestos para comprender lo ocurrido. La siguiente escena fue la del casco de una patera varada y junto a ella el cadáver de un joven con rasgos marroquíes”, decía Sena en un acto celebrado en la propia playa de Los Lances. En las horas siguientes el mar arrojó diez cadáveres más y siete personas fueron dadas por desaparecidas para siempre. En total, 18 muertos y 5 supervivientes.

Hace unos pocos días me lo contaba el periodista andaluz Juan José Téllez, autor del libro “Moros en la Costa”, ex director del periódico Europa Sur y uno de los profesionales que mejor conoce el fenómeno de la inmigración en España. Me decía que ya desde 1987 llegaban inmigrantes a las costas andaluzas y que algunos murieron, pero que las autoridades se empeñaron en ocultarlo, haciéndolos pasar por traficantes de hachís. “Un crimen está ocurriendo a nuestro lado y, sorprendentemente, nosotros sólo sentimos miedo de las víctimas”, reflexionaba.

Ese crimen al que se refiere el maestro Téllez sigue ocurriendo. Aquí y ahora. En las últimas 48 horas han fallecido cinco inmigrantes en Canarias que no tendrán funerales de Estado ni ayudas para sus familias. Pasaron 20 años y todo igual a este lado del mundo.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

UNA HISTORIA CHIQUITITA


José Sosa Déniz, latero y afiliado al PSOE, fue detenido y asesinado en diciembre de 1936 en Arucas más por lo segundo que por lo primero. Su mujer siempre pensó que su cuerpo había sido arrojado a un pozo situado cerca de Montaña Cardones, en un lugar conocido como el Llano de las Brujas. Hasta allí acudía en los años cuarenta con su hija Pino a arrojar ramilletes de flores silvestres por la boca del pozo, sin saber a ciencia cierta si los restos de José estaban allí abajo.

Aún es pronto para asegurar si alguno de los fragmentos de hueso hallados el pasado viernes en este pozo, pertenecientes a dos cráneos humanos, es de José Sosa. Aún es pronto, incluso, para certificar que se trata de evidencias de personas que fueron fusiladas y arrojadas allí durante la Guerra Civil Española. Mucha excavación y muchas pruebas deberán ser realizadas aún. Pero tras setenta años, por fin algo se está moviendo. Quizás hasta llegue el día en que todos, los muertos y también los vivos, tengan su merecido descanso porque al menos se sabrá con certeza lo ocurrido.

Hoy, el día en que todos deberíamos estar hablando de esa gran historia llamada Barack Obama y de la primera vez en que un negro va a presidir el país más poderoso del mundo, se me viene a la cabeza esta historia chiquitita, la de Pino Sosa y su lucha por recuperar la memoria de su padre, la de tanta gente invisible que sólo tiene su dignidad por bandera y que están dispuestos a llegar hasta el final en su lucha imposible. Quién le iba a decir a Pino que su pozo se iba a excavar finalmente y que su madre a lo mejor no estaba tan equivocada y que tanto tiempo ha valido la pena porque la verdad, al final, es una sola para todos y acaba saliendo a la luz. Quién se lo iba a decir.

miércoles, 29 de octubre de 2008

LA HISTORIA REPETIDA

A mediados de los años 50 del siglo XIX, miles de chinos llegaron a California atraídos por la fiebre del oro y la expansión del tren. La joven nación de los Estados Unidos se aprovechó de esta mano de obra para cimentar su crecimiento. Sin embargo, tras la Guerra Civil, la situación económica empezó a deteriorarse y subió el paro. Entonces, la población dirigió sus iras contra los chinos y se formaron grupos violentos contra la “competencia desleal” de ojos rasgados. En 1871, 21 chinos fueron linchados en Los Ángeles; en 1877, una multitud enfurecida atacó Chinatown durante 3 días; en 1882, el Congreso decidió prohibir la entrada de chinos mediante la Chinese Exclusion Act.

A comienzos del pasado siglo XX, cientos de miles de europeos, sobre todo italianos, rusos, polacos y griegos, llegaron a Estados Unidos empujados por el hambre y la miseria. Se instalaron en las emergentes ciudades y trabajaron duro para formar parte de una nación en pleno y potente desarrollo. Sin embargo, salvo excepciones, fueron obligados a vivir en ghettos y tratados como criminales. De hecho, los estadounidenses preferían a los emigrantes de Gran Bretaña y Europa del Norte. Como la arribada no cesaba, en 1917 aprobaron una ley que prohibía la llegada de analfabetos y fijaron cuotas: tan solo serían admitidos 3.600 italianos por año.

El 29 de octubre de 1929, hace hoy 79 años, ha sido bautizado como el Martes Negro. Fue el día en que la Bolsa de Nueva York se hundió definitivamente. Este Crack del 29 trajo consigo la Gran Depresión de los años 30, durante la cual los países industrializados entraron en un irreversible declive económico. Algunos países europeos, como Alemania, se vieron muy afectados: desplome industrial, ruina de los bancos, hundimiento de los salarios, aumento del desempleo hasta llegar al 30% en 1932. El Partido Nazi se aprovechó de todo ello y culpó de todos los males a judíos y comunistas con el apoyo masivo de una población empobrecida. El resto de la historia es harto conocida: expulsiones, ghettos, campos de concentración y cámaras de gas.

Comienza el siglo XXI. La bonanza económica en una Europa cada vez más fortalecida atrae a los desesperados del Planeta. Millones de inmigrantes de Sudamérica, África, Asia y Europa del Este llegan a la Tierra Prometida. Pero en 2008 una terrible crisis financiera sacude al mundo y se proclama el fin del capitalismo tal y como lo hemos conocido hasta ahora. En Italia, Berlusconi arremete contra los gitanos; en Francia, Sarkozy propugna la “inmigración especializada”; en España, los socialistas giran a la derecha y promueven normas cada vez más restrictivas. Europa aprueba la Directiva de Retorno, que abre la puerta a la expulsión de menores de edad y trata a los inmigrantes como criminales.

Si es que nunca aprendemos.

miércoles, 22 de octubre de 2008

FELIPE Y CARMENCITA

La vieron llegar con el raído pañuelo negro en la cabeza y con el mismo paso renqueante de siempre, la vieja Carmencita. Salió de su casa bien de mañana, casi después del alba, llevando consigo un pequeño taburete de madera como si tuviera la intención de sentarse en cualquier parte a esperar que cualquier cosa fuera a ocurrir ante sus ojos.

Era asunto curioso y digno de mil y un comentarios la actitud de Carmencita, cruzando todo el pueblo, que debió tardar casi dos horas, de una punta hasta la otra con un taburete en una mano y sujetándose con la otra a las paredes encaladas de las casas y a los soportales y a los barrotes de las ventanas.

Despertaba a su paso la curiosidad y también la inquietud de sus convecinos, que se miraban extrañados y se preguntaban que a dónde iba con tanto desespero esta mujer, que hacía años que ni salía de casa sino para ir al médico y ahora tanto andar y andar por medio del pueblo. Algunos le preguntaron que qué pasaba, pero ella ni se molestó en darse la vuelta para contestar.

Así llegó, agotada de tanto trajín, hasta el pie de la colina junto a las últimas casas habitadas y se detuvo sin motivo aparente. En medio de aquel secarral plantó su taburete de madera, se secó el sudor con la manga de su negro vestido de toda la vida y, finalmente, se sentó. “De aquí no sacan a mi Felipe sin mi permiso”, dijo. Dos metros bajo los pies de Carmencita y bajo las cuatro patas del taburete de madera, un montón de huesos y una vieja bala fascista llevan setenta años esperando por este momento.

miércoles, 15 de octubre de 2008

LAS VERDADES DE JÉRÔME


Lo conocí una mañana de marzo de 2006. Me recibió atentamente en su pequeña iglesia redonda, situada sobre una pequeña y arenosa montaña del centro de Nuadibú. El padre Jérôme Otitoyomi (en la imagen), un valiente cura nigeriano, llevaba ya tiempo dando asilo y refugio a quienes llegaban desde lo más profundo del continente africano en busca de un cayuco para llegar a Canarias. En los últimos seis años ha enterrado con sus propias manos a más de una veintena de jóvenes que el mar se encargó de arrastrar hasta la costa. Es una voz autorizada, una persona que se ha entregado en cuerpo y alma a quienes nada tienen, sin importarle su religión o su origen.
El padre Jérôme lo acaba de decir en una entrevista concedida a la revista Jeune Afrique. “Aquí hay siempre un montón de gente que quiere partir a toda costa. Las nuevas leyes y políticas de Europa… ¡eso no les dice nada! Cada uno busca la más mínima abertura, cada cual piensa que va a encontrar su oportunidad. Las salidas de cayucos continúan y van a continuar”, asegura el religioso.
Esta ciudad mauritana sigue siendo, hoy por hoy, el principal punto de salida de embarcaciones hacia Canarias. Los chicos vienen desde Malí y desde Senegal, pero también desde Gambia, Guinea Bissau o Costa de Marfil. En Nuadibú se concentran y aguardan su momento. Sólo es cuestión de tiempo que asistamos a la próxima tragedia. Será una barcaza a la deriva con decenas de muertos, un naufragio a pocos metros de la costa o la presencia a bordo de muertos anónimos, fallecidos a causa del esfuerzo, la hipotermia y la deshidratación… pero también por la sordera de una Europa blindada por sus cuatro costados.
Que en medio de tanta crisis financiera y tanto crash bursátil no hablemos de ellos, no significa que no existan. Como dice Jérôme, pese a todo y contra todo, los cayucos seguirán zarpando.

sábado, 11 de octubre de 2008

LINDA HISTORIA

el amigo Pablo Arévalo me manda esta historia y se me ha ocurrido colgarla en el blog.

En un Avión...
¿Cuál es el problema, Sra.? - Pregunta la azafata.
¿Es que no lo ve? - Responde la dama - Me colocaron junto a un indígena. No soporto estar al lado de uno de estos seres repugnantes.¿¿¡¡No tiene otro asiento!! ??
Por favor, cálmese… -dice la azafata- Casi todos los asientos están ocupados. Pero, voy a ver si hay un lugar disponible.
La azafata se aleja y vuelve de nuevo algunos minutos más tarde: Sra., como yo pensaba, ya no hay ningún lugar libre en la clase económica. Hablé con el comandante y me confirmó que no hay más sitios disponibles en la clase económica. No obstante, tenemos aún un lugar en primera clase.
Antes de que la dama pueda hacer el menor comentario, la azafata sigue: Es del todo inusual permitir a una persona de la clase económica sentarse en primera clase. Pero, dadas las circunstancias, el comandante encuentra que sería escandaloso obligar a alguien a sentarse junto a una persona tan repugnante.
Y dirigiéndose al indígena, la azafata le dice: Si el Sr. lo desea, tome su equipaje de mano, ya que un asiento en primera clase le espera.
Todos los pasajeros alrededor, que, sorprendidos, presenciaban la escena se levantaron y aplaudieron...

miércoles, 8 de octubre de 2008

LA CRISIS, SEGÚN YO

Perdonen el atrevimiento, pero estoy hasta el Ecofin de que me hablen de la crisis financiera internacional, de las caídas bursátiles y de otras vainas sin enterarme un copón bendito mientras mi economía doméstica funciona peor que los ascensores del hospital Insular. Así que acabo de terminar un cursillo acelerado de macroeconomía por Internet y me he puesto al día en estas cuestiones trascendentales. Paso a hacerles un pequeño resumen.
Durante los últimos años ha habido un montón de gente que se ha dedicado a enriquecerse, sobre todo con el tema inmobiliario. Un constructor me dijo el otro día que el coste de un piso normalito es de unos 6 ó 7 millones de pesetas. Me quedé flipado. ¿Por qué, entonces, los estaban vendiendo a 30 y 40 millones? ¿Quién se quedaba todo ese dineral? Pues unos cuantos avariciosos que se han forrado con las necesidades de vivienda de la gente. Y, por supuesto, los bancos que han hecho tremendo negocio dando créditos a todo quisque.
Claro, porque todo el mundo se ha tenido que hipotecar hasta las orejas para poder pagar esos precios abusivos que cada vez subían más. Y ha llegado un momento, con la subida de la gasolina y de los productos básicos, en que la gente no puede pagar sus hipotecas, ya que hasta ahora no se ha inventado un sistema para dejar de comer. Entonces los bancos ya no ingresan el dinero que necesitan para seguir especulando y jodiéndonos la vida con los intereses, con lo cual se van a la quiebra. Y a partir de ahí todo se desmorona.
La única manera de frenar esta espiral es que los gobiernos intervengan para salvar a los bancos. Pero claro, esa inyección de fondos se hace con dinero público, es decir, con el que usted y yo pagamos a través de los impuestos. O sea que esta gente, al final, nunca pierde y nosotros pagamos los platos rotos.
De momento, anteayer me quedé más tranquilo cuando unos señores de chaqueta y corbata, todos muy elegantes, se reunieron con Zapatero para anunciar que tengo mis ahorros garantizados hasta 50.000 euros. Yo los escuchaba hablando a estos propietarios de bancos y me hacía las mismas preguntas que imagino se harían muchos de ustedes. Pero, ¿de qué ahorros me está hablando esta gente si no tengo un chavo y lo único garantizado es que voy a estar pagando la hipoteca hasta que me jubile? En definitiva, que la cosa está jodida.

jueves, 2 de octubre de 2008

SAHARA, LA INDIFERENCIA CONTINÚA


Al menos 34 personas heridas a causa de la violencia policial, decenas de jóvenes arrestados y encarcelados y otras tantas casas registradas a la fuerza. Éste es el desolador paisaje que la Gendarmería marroquí dejó tras de sí el pasado lunes 22 de septiembre en la ciudad ocupada de Smara, en el Sahara Occidental. De nuevo, la impunidad de un régimen que se burla una y otra vez de las resoluciones de la ONU y que viola de manera flagrante los mínimos derechos de la gente ante la pasividad internacional.
Esta sección en la que escribo se llama Los Invisibles. Y si alguien tiene derecho por mérito propio a figurar bajo esta categoría son, precisamente, los saharauis que viven en los territorios ocupados ilegalmente por Marruecos. Nadie los ve. A nadie parecen preocuparles decenas de miles de hombres, mujeres y niños que sufren desde hace años el acoso y la violencia permanente de un régimen que no les reconoce ni derechos ni libertades, ni individuales ni colectivas. Y duele de manera especial que los canarios nos hayamos convertido en unos virtuosos del arte de mirar hacia otro lado respecto de este conflicto. No sólo estamos a tiro de piedra, sino que compartimos un pasado común. Tan pronto los hemos olvidado. O lo que es aún peor, empresarios y políticos de estas Islas se están lanzando ya sobre los recursos naturales o las posibilidades de negocio de este territorio, algo seriamente cuestionable desde la óptica de la legalidad internacional. He visto ese despliegue de violencia con mis propios ojos en ciudades como El Aaiún o en la ya citada de Smara, nadie ha tenido que venir a contármelo. Los activistas de Derechos Humanos que lo denuncian a diario se exponen a dar con sus huesos en las cárceles del régimen marroquí y, pese a tanta indiferencia, siguen en su tarea. Mientras tanto, a 100 kilómetros de allí, el Parlamento de Canarias se reúne, el Cabildo de Gran Canaria aprueba una moción y crece una ola de indignación… porque un bufón mediático quiere cambiar el nombre de una isla. Tanto ruido para nada. ¿Qué quieren que les diga? A lo mejor tendríamos que dejar de mirarnos un poco el ombligo.

viernes, 26 de septiembre de 2008

TURCÓN RESISTE

Apenas era un pibe de instituto cuando fui a mi primer pateo organizado por Turcón. La cita era en un punto intermedio entre Telde e Ingenio para subir por el barranco del Draguillo, dormir en la plaza de Cazadores y al día siguiente bajar por Los Cernícalos. Una caminata en toda regla. Yo debía tener unos 15 años, pero aprendí entonces algo, aparentemente muy simple, pero que me acompañaría ya durante toda mi vida: el mundo no se puede conocer de verdad si uno no se sale de la carretera.
En aquel pateo me asombré con la presencia de grabados prehispánicos tan cerca de mi casa, escalé hasta unas cuevas comunicadas por pasadizos a través de la piedra donde guardaban el grano antes de la Conquista, vi a hombres como castillos abrazarse amorosamente a los dragos y, sin embargo, arrancar sin piedad brotes de eucalipto, pasé un frío de muerte bajo las estrellas, asistí al milagro del nacimiento del agua y empecé a distinguir entre un verol, una retama y una tabaiba. Turcón era entonces un colectivo de jóvenes teldenses inquietos por la defensa de la Naturaleza. Hoy pueden decir orgullosos que resisten, que han cumplido 25 años y que no se han movido ni un milímetro en aquella lucha que emprendieron pintando murales desde un modesto colegio de EGB y que les ha llevado a convertirse en una referencia para el movimiento ecologista de toda Canarias. Pero la mejor manera de conocer cuál ha sido esta trayectoria es acercarse a ver la exposición que, con motivo del 25 aniversario, han colgado en las paredes del centro cultural del parque Arnao, en Telde. La lucha contra los vertidos o contra las extracciones de áridos, las propuestas para regenerar zonas deterioradas, como el proyecto de Parque Marítimo de Jinámar (nombre hoy vergonzosamente robado por un proyecto comercial que homenajea al mal gusto y que, además, no respeta en nada a la idea original), pero también la defensa del Patrimonio Histórico, como sus actos públicos al pie de Los Picachos, o las más recientes campañas en pro del transporte público en Gran Canaria son algunos de los hitos que marcan su existencia durante estos 25 años. A la gente de Turcón siempre le dio igual si eran 20 o 200 los que secundaban sus movilizaciones. Ellos se plantaban un año tras otro delante del tractor o junto a la boca del emisario por donde salía la mierda que llegaba hasta nuestras playas. De la misma forma, a la gente de Turcón le da igual que el actual concejal de Urbanismo de Telde les acuse de que “no respetan el estado de Derecho”, como dijo recientemente. En vez de hacerles un homenaje, los ponen fuera de la Constitución. Turcón, todo un ejemplo.

martes, 23 de septiembre de 2008

REPATRIACIONES POR DINERO

Los problemas surgidos en torno a la expulsión fallida de 101 gambianos desde Canarias no son sino la consecuencia de la política que ha enarbolado el Gobierno español en materia de inmigración en los últimos años. Cuando los cayucos comenzaron a llegar de dos en dos a Canarias, la primera medida de Zapatero fue abrir la cartera y regalar patrulleras y jeeps y donar dinero, mucho dinero, a los gobiernos de Mauritania y Senegal a cambio de que extremaran la vigilancia de sus costas y comenzaran a aceptar repatriaciones. Ya había ocurrido lo mismo con Marruecos y ahora Gambia pide su cuota. Que no digan ahora que les chantajean, porque fue España la que puso en marcha el soborno y el intercambio de estampitas en materia de inmigración. "Es el único lenguaje que entienden en África", dijeron entonces desde Exteriores. Nada importaba que, de paso, se truncara un derecho inalienable como es el de migrar y se sometiera a los africanos a la humillación y el sufrimiento de unas deportaciones que están generando un enorme malestar en estos países, una auténtica bomba de relojería social aún por evaluar. Si España se rascó los bolsillos antes, ahora que no ponga el grito en el cielo. 

miércoles, 17 de septiembre de 2008

HISTORIA DE UN FÓSFORO

Corría el año 2002. El entonces ministro de Interior español, un tal Mariano Rajoy, visitaba la antigua terminal del Aeropuerto de Fuerteventura convertida en centro de internamiento de inmigrantes. Tras el recorrido oficial y parado delante de su puerta, Rajoy declaraba ante los asombrados periodistas (a quienes, por cierto, no se permitió jamás el acceso) que en dicho lugar los inmigrantes recibían un trato “idóneo”.
Este gran estadista acababa de ver con sus propios ojos una de las peores y más sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos que se hubiera producido en territorio español durante la Democracia, una cárcel de los horrores donde los inmigrantes eran encerrados 40 días prácticamente sin luz natural ni aire fresco, donde los apenas tres wateres que había para cientos de personas se rebosaban y mojaban los colchones amontonados sobre el suelo, un recinto en el que un día tras otro la comida era fría y escasa y del que se entraba sano y se salía enfermo, un centro, en fin, que mereció las críticas y las denuncias de organismos europeos, nacionales e internacionales hasta que, por fin, se logró su cierre pasados algunos años. Teniendo en cuenta que para Rajoy estas condiciones de vida eran “idóneas”, no es de extrañar ahora que el líder de la derecha española se alarme por el hecho de que 180.000 extranjeros estén cobrando el paro en este país. Quizás para esta destacada figura de la política nacional, lo “idóneo” sería, más bien, reabrir la vieja terminal del Aeropuerto de Fuerteventura y meter allí a todos los inmigrantes en paro; o fletar vuelos y expulsarlos a sus países, para que deje de costarnos dinero su manutención. Se olvida Rajoy de decir que si cobran el paro es porque han trabajado en España y, por tanto, tienen derecho a ello por ley y por sentido común, igual que cualquier persona. Pero en realidad lo que pretende con estas declaraciones cargadas de intención es ordeñar votos de las dos vacas que dan más leche en este momento, a saber, la crisis económica y la inmigración. Sus palabras, que arriman un fósforo a la gasolina de la intolerancia, no lo convierten de repente en un político irresponsable, porque ya lo era; lo que estas declaraciones anuncian, más bien, es que cada vez hay más ojos que se dirigen hacia las personas extranjeras en busca de chivos expiatorios por la subida del paro o por la mala situación económica. Ojos que, por cierto, no militan todos en la derecha o están en la oposición.

lunes, 15 de septiembre de 2008

LA MISMA MATERIA HUMANA

Hace unos días estuve en un tanatorio acompañando a una amiga que acababa de perder a su padre. Al salir, me invadía un sentimiento de pesadumbre y de tristeza difícil de explicar con palabras, una sensación muy parecida a la que experimenté cuando regresé a Gran Canaria a finales de agosto tras un viaje al extranjero. El accidente del avión de Spanair me pilló fuera, pero nada más pisar el aeropuerto me pareció que más bien estaba entrando en un tanatorio, en un lugar donde la gente se reconocía por la tristeza en la mirada, donde el que más, el que menos, había perdido a un conocido, a un amigo, a un primo o a un vecino, cuando no a un padre, a un hijo o a un hermano.

Debe ser muy difícil de asimilar el desgarro que provoca la muerte de un ser querido, que en este caso se unía al absurdo de un accidente que nunca debió ocurrir si las cosas se hubieran hecho bien. Recuerdo perfectamente que mi primera reacción nada más tener conocimiento de la noticia fue llamar a mis familiares para averiguar si había alguien de los nuestros a bordo de ese avión. Hasta que no conseguí hablar con mis padres no pude quedarme tranquilo.

En cualquier caso, las horas que transcurrieron desde el accidente hasta que la compañía publicó la lista de pasajeros y se supo quiénes habían muerto y quiénes no debieron ser horribles, trágicas, dolorosas, interminables para muchos. Piénselo por un instante.

Y una vez pensado, imagínense ahora lo que deben sentir esas familias en Malí o en Senegal que han visto a sus hijos partir y que no han vuelto a saber de ellos en meses, a quienes llega el eco lejano de algún naufragio de una patera en aguas de Canarias, que ven por televisión las imágenes de los cuerpos sumergidos en el fondo de un cayuco y que no aciertan a distinguir si hay alguien que conozcan en medio de ese amasijo de carne, el vacío cotidiano de la falta de noticias y, finalmente, la sospecha, que crece con los días, de que su hijo, de que la esperanza de toda la familia, de que aquel que partió en busca de fortuna, nunca llegó a tocar tierra, de que se hundió para siempre en el mar.

El accidente del Spanair me sorprendió, precisamente, en una región del sur de Senegal donde cientos de familias viven con ese vacío y con ese dolor. Ni funerales oficiales ni listas de pasajeros. Porque una cosa sí les puedo decir. Estos chicos y las personas que murieron en el avión de Spanair están hechos de la misma materia humana. Por si alguien se había olvidado.

jueves, 11 de septiembre de 2008

COLABORACIÓN Y FORO DE LAS MIGRACIONES

Desde ayer miércoles inicio una colaboración semanal en el programa El Correíllo del buen amigo Juan García Luján en Canariasahora Radio, con la lectura de una columna de opinión sobre algún tema de actualidad. Dicha columna, que también se colgará en el periódico digital www.canariasahora.es cada miércoles, se escribirá bajo el epígrafe Los Invisibles, que también da nombre a este blog. Mi primera colaboración se llamó "La misma materia humana".
Por otra parte, mañana viernes tendré el honor de participar en el III Foro Social Mundial de las Migraciones, que se celebra en Rivas-Vaciamadrid. Me han invitado a presentar mi libro Cayucos y a una mesa redonda, en la que estaré muy bien acompañado por los periodistas Juan Manuel Pardellas y Belén Molina, el escritor Antonio Lozano y el grandísimo Nicolás Castellano. Todos ellos son canarios y también presentan sus trabajos en este Foro, lo cual es una excelente noticia. El acto de mañana será a partir de las 20.00 horas, así que si alguien se anima nos vemos por allí. 

lunes, 8 de septiembre de 2008

OTRA VEZ EN KANDAHAR



Lo acaba de denunciar Médicos del Mundo. La Gendarmería marroquí ha abandonado a su suerte un grupo de 37 jóvenes en una zona desértica, conocida como Kandahar, situada entre la frontera norte de Mauritania y la frontera sur del Sahara Occidental, controlada por Marruecos. Médicos del Mundo, en colaboración con CEAR y Cruz Roja, ha logrado localizar a 16, pero 21 continúan perdidos. Esta franja de unos cinco kilómetros de ancho está atravesada por un serpenteante camino de tierra del que no es aconsejable alejarse demasiado, dado que se trata de una zona minada. No es la primera vez que Marruecos abandona a grupos de inmigrantes en este lugar y en otros peores. En marzo de 2006 tuve ocasión de verlo con mis propios ojos (la fotografía que ilustra este comentario la tomé entonces en Kandahar).

Los jóvenes caminan de un puesto fronterizo al otro sin que ni Marruecos ni Mauritania les permitan el acceso, abandonados en medio de la nada, triste ejemplo de cómo los gobiernos africanos, especialmente Marruecos, pisotean los derechos de las personas con la complicidad de los estados europeos, de modo muy especial España, que financian y aplauden las medidas en materia migratoria.

Sólo cuando ONG o periodistas nos topamos con los hechos y los denunciamos, salta el escándalo y los gobiernos europeos se echan las manos a la cabeza y piden respeto a los Derechos Humanos. Es una auténtica vergüenza.

jueves, 4 de septiembre de 2008

LAS PATRAÑAS DEL GOBIERNO

La insigne secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, que a este ritmo acabará haciendo buenos a sus impresentables predecesores en el cargo, no tardó ni un par de horas. Apenas conoció la noticia de los 14 muertos en un cayuco llegado al sur de Gran Canaria, volvió a enarbolar el consabido y facilón discurso de "todo es culpa de las mafias". No me cansaré de decirlo: los africanos que recurren a los cayucos están desesperados por salir de su situación y suben voluntariamente a estas embarcaciones. Claro que hay gente que se aprovecha, igual que del tráfico de drogas o de armas. Estaría bueno. Pero si algo los obliga a escoger esta vía es, en realidad, la restrictiva legislación europea que no les deja más opciones, así que si alguien quiere buscar culpables que mire también hacia esta orilla.
Y ya entrando en materia, el ministro Corbacho anunció ayer un drástico recorte a las contrataciones de extranjeros en origen. Vamos, que la cosa es que no vengan, ni ilegal ni legalmente. Cerramos las ventanas para que no se cuelen, pero también les damos con la puerta en las narices. Y, en el colmo del despropósito, el ministro Rubalcaba dice que endurecerá las penas contra los supuestos patrones de cayucos, que no son sino los mismos inmigrantes que pagan el viaje llevando la piragua o que se prestan a ello porque saben hacerlo. Pero esto lo sabe Rubacalba y cualquier persona con sentido común, lo que pasa es que el Gobierno necesita chivos expiatorios para descargarse de responsabilidad: las mafias y los patrones. Menuda patraña.
Bien podrían esmerarse en investigar un poco qué están haciendo algunos gobiernos africanos con el dinero que España entrega a lo loco para que éstos cooperen con la vigilancia costera y las repatriaciones. En mi reciente viaje a Senegal, un joven bien informado me dijo, claramente, que el Gobierno español se había convertido en el brazo financiero del partido que gobierna en este país y, además, pude ver con mis propios ojos el uso particular que algunos privilegiados están dando a los millones y millones de euros que España les envía para, supuestamente, fomentar el retorno de los jóvenes a la agricultura. Así que menos chau, chau y más controlar la cosa, señores ministros.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

SIGUE LA DESESPERANZA



Una nueva tragedia nos despierta del letargo. Una decena de inmigrantes muertos en un cayuco que llegó esta mañana al sur de Gran Canaria. El goteo continúa. Los pueblos del interior de Senegal o de Malí siguen siendo una cantera inagotable para los cayucos, acabo de regresar de allí y no hay chico menor de treinta años que no tenga en la cabeza mejorar las condiciones de su familia logrando colarse en la fortaleza europea. Mientras tanto, la supuesta ayuda española (también lo he visto con mis propios ojos) sirve para financiar a partidos políticos y los caprichos de los caciques locales. La gente sigue igual de desesperada. Como para jugársela en el intento. En la foto del gran Manuel Lérida, un inmigrante atendido en el sur de Tenerife hace un par de días.

jueves, 28 de agosto de 2008

LA CUNA DE LOS INVISIBLES




Tras un regreso muy complicado, con más de 24 horas de retraso, ponemos pie en Gran Canaria. Estamos tristes y nos encontramos una isla triste. Tanta muerte. El accidente del vuelo de Spanair nos cogió en Senegal y nos dejó desolados, sedientos de noticias en un lugar donde no era fácil saber qué había ocurrido. Imaginamos la dureza de todos estos días, que nos llegaba hasta el continente africano amortiguada por la distancia pero que ahora vemos y sentimos en las caras de nuestros familiares y vecinos y amigos.


No hemos podido cumplir con la promesa de ir informando de nuestras andanzas, encontrar no ya Internet sino un lugar donde no hubiera un apagón eléctrico tras otro, fue bastante difícil. Quienes conocen África saben de lo que hablo. Sin embargo, ha sido un viaje especial, un contacto directo con una realidad también complicada.


Los últimos días estuvimos con Luc André Diouf en Joal y en su maravillosa islita de Fadiouth y también pasamos por Dakar, la ciudad que vive en el atasco permanente. Cuelgo algunas fotos de la maravillosa África, la cuna de los invisibles. La primera, cayucos frente a Fadiouth; la segunda, arrozales en la región de la Casamance. Ambas las hizo Magec.

jueves, 14 de agosto de 2008

FOTOS DESDE EL SUR DE SENEGAL











Es de noche y diluvia en Kolda. En la primera foto, pese al agua la vida continua. En la segunda, un poco de trabajo bajo la foto del presidente Wade. Mas abajo, la lluvia y, finalmente, el gran Magec ( a la izquierda), con Saw, el conductor que nos trajo de Dakar. Saludos a todos

BAJO LA LLUVIA DE SENEGAL

Tras un largo y accidentado viaje a traves de Senegal y Gambia, Magec y yo al fin llegamos ayer a la ciudad de Kolda, en el sur de Senegal. Se trata de un lugar muy bonito, lleno de exhuberante vegetacion y con mucha agua, justo en la ribera del rio Casamance. Sin embargo, tambien es una region de la que parten muchos emigrantes hacia Europa. Hay mucha gente preocupada por este exodo y estan trabajando para evitarlo. Anoche, al ritmo de los tambores de una ceremonia ritual de circuncision, hicieron acto de presencia los mosquitos, muy interesados en cebarse con dos vulnerables blancos como nosotros. De momento, el repelente funciona. Por lo demas, hoy llueve sin piedad, un autentico alivio para el sofocante calor. Magec me ha prometido mandar un relato mas amplio de los acontecimientos en breve, asi que sigan conectados. De momento tampoco podemos mandar fotos, pero seguimos intentandolo. Saludos a todos

viernes, 8 de agosto de 2008

LA FIEBRE DEL RACISMO

Gran conmoción en la isla de Tenerife. Al final, fascistas y otros perros guardianes del bienestar han encontrado su argumento: seis inmigrantes llegados en cayuco tienen fiebre tifodea. ¡Horror! Nuestra salud y la de nuestros hijos está en juego. Lo que no cuentan estos energumenos es que todo el problema viene de beber agua contaminada en el cayuco, en el que viajan en unas condiciones lamentables. Y que si vienen así es porque les negamos sistemáticamente la opción de venir de manera ordenada y legal. Dicho de otra manera, somos los responsables últimos de su penoso estado de salud, que, por otra parte, tiene fácil curación en el caso de que alguien se pueda contagiar aquí, cosa difícil por otra parte. Pero a los defensores del orden y las fronteras les dará igual. Sólo oirán y verán aquello que quieran ver y oir. Ellos sí que sufren de una fiebre de difícil curación, la fiebre del rechazo, del racismo y la intolerancia.

Por cierto, el martes me voy con Magec Montesdeoca para el sur de Senegal a hacer unos reportajes. Igual cogemos allí la fiebre tifoidea, igual no. En todo caso, para todos aquellos que siguen este blog, intentaremos irles contando algunas cosas desde este país africano, una especie de diario de viaje. Así mantenemos el contacto en este caluroso mes de agosto. Ya les iré contando. Un saludo fuerte y gracias a todos los que piensan diferente y creen que, en realidad, emigrar es un derecho y una oportunidad para todos, para ellos y para nosotros. Y, por supuesto, gracias por todos sus comentarios.

martes, 29 de julio de 2008

TRADICIONES SEGÚN PARA QUÉ

Yo, de pequeño, tenía un amigo del Athletic que se sabía de memoria las alineaciones de aquel fantástico equipo que entrenaba Javier Clemente a principios de los años ochenta. Gustavo, que así se llamaba mi amigo, jugaba muy bien al fútbol y todos le decíamos que podría llegar a donde quisiera con sus regates y sus chilenas espectaculares. A donde quisiera... menos al Athletic. Porque Gustavo no era de Eibar, Elgoibar o Mondragón, sino de la modesta Telde (Gran Canaria) y porque por sus venas no corría ni una gota de sangre vasca. Que supieramos, claro, porque con la sangre ya se sabe.

Me parecía entonces y me sigue pareciendo ahora una gilipollez esa política del Athletic, la de fichar solo a jugadores vascos o "formados futbolísticamente en Euskal Herria", porque todos, incluso Gustavo, deberían tener derecho a perseguir su sueño y nadie debería ser discriminado por razón de su origen geográfico. Pero, eso sí, allá cada cual con sus tonterías.

Pero si traigo esta historia al blog es porque me acabo de enterar de que, por primera vez, el Athletic va a llevar publicidad en sus camisetas, otra vieja tradición que, esta sí, se rompe. Claro, cuando se trata de perras... Y además la publicidad es de Petronor (Petróleos del Norte SA), empresa bilbaína. Por supuesto.

EMOTIVA CONCENTRACIÓN EN SAN TELMO


Con la velocidad y rapidez periodística que me caracteriza, aquí tienen las imágenes de la concentración en homenaje a los inmigrantes muertos de los últimos días, tanto de los cayucos arribados a La Gomera como de la patera que lo hizo al sur peninsular. El acto se celebró el pasado sábado en el parque de San Telmo y tuvo momentos muy emotivos. Bajo la organización del buen amigo Teo Blaise de la Federación de Asociaciones de Inmigrantes Africanos y con una alta participación de público, encendimos unas velas en recuerdo a quienes pierden la vida intentando llegar a Europa. Otro momento especial tuvo lugar cuando una joven colombiana "negroamericana", como ella misma se definió, tomó la palabra para preguntarse en voz alta qué le pasa a este mundo que tan poco ha cambiado desde la época de los barcos cargados de esclavos. Tienes mucha razón, Maturana. Gracias a todos por asistir.

jueves, 24 de julio de 2008

Sahara/Fallece en Dajla uno de los ciudadanos saharauis atacados por colonos marroquíes el lunes

Uno de los aproximadamente 60 saharauis heridos en los hechos violentos que se produjeron el lunes en la localidad pesquera de Itereft y, posteriormente, en la ciudad de Dajla (antigua Villa Cisneros), Mohamed Busola, falleció hoy, a las 19:00 hora local como consecuencia de las graves heridas recibidas a manos de colonos marroquíes, informó el Comité Saharaui de Apoyo al Derecho de Autodeterminación (CSSASO) al Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC).

Se trata de la primera víctima mortal de los hechos que se vienen perpetrando contra la población civil saharaui en el área de Dajla desde el pasado día 8, cuando dicha población realizó una sentada para protestar por el expóleo de los recursos pesqueros saharauis a manos de las autoridades e industrias marroquíes. Sin embargo, los activistas de derechos humanos en la zona recuerda que permanecen dos personas desaparecidas desde el lunes, día de los más graves incidentes.

Durante la tarde del lunes, aproximadamente a las 19:00 hora local, centenares de colonos marroquíes, mayoritariamente dedicados a la pesca, atacaron en la localidad de Itereft, a unos 65 kilómetros de la ciudad de Dajla (antigua Villa Cisneros), a los pescadores y comerciantes de pescado saharauis establecidos en la zona provocando decenas de heridos, 57 en un primer momento, cinco de ellos de extrema gravedad, según informó el presidente del Comité Contra la Tortura de Dajla.

Se trata de la agresión más grave contra civiles saharauis desarmados que protagonizan los colonos marroquíes en el Sahara Occidental y las fuentes consultadas estiman que detrás hay “un intento de Marruecos y sus colonos de expulsar a los saharauis del sector pesquero en la zona y de explotar sus recursos eólicos”, a pesar de que éstos, según las propias Naciones Unidas, “son los únicos titulares”, de las riquezas del territorio y sus aguas.

Los colonos marroquíes, “miles”, según los testigos, atacaron a los pescadores y comerciantes saharauis con palos, armas blancas, gasoil e incluso varias hachas, quemando al menos 7 vehículos todoterreno de los saharauis y provocando una carnicería.

El presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y secretario general del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz, remitió ayer miércoles una carta al secretario general de Naciones Unidas para expresarle su preocupación por el incremento de la violencia en el sur del Sahara Occidental en los últimos días.

“Varios miles de colonos marroquíes han llevado a cabo una agresión bárbara contra un centenar de pescadores saharauis” el lunes pasado, según la misiva enviada por Mohamed Abdelaziz a Ban ki Moon, cuyo texto hizo público por la agencia de información saharaui SPS.

Ayer, el activista de derechos humanos y ex preso político saharaui, Mahyub Oulad Chej, era detenido desde el mediodía y hasta primera hora de la noche, siendo torturado por la policía marroquí hasta su liberación, según él mismo denunció.

Hoy, en Agadir (Marruecos), Mahayub Blema, joven estudiante saharaui en la Universidad de Marrakech que trabajaba como intérprete para el jurista italano Quatrano, miembro de una misión de observadores internacionales a los juicios contra presos políticos saharauis que se iban a celebrar en la ciudad, fue detenido al mediodía por agentes de paisano de la policía secreta marroquí y se desconoce su paradero. (SCSC)

martes, 22 de julio de 2008

CONCENTRACIÓN EN EL PARQUE SAN TELMO

Día: Sábado 26 de julio
Horas: 18:00 hasta 19:30
Lugar : Parque San Telmo

Con motivo de las recientes muertes de emigrantes en la costa de la Gomera y de Melilla, contamos con tu presencia para que encendamos una vela como símbolo de homenaje. Tu asistencia es imprescindible por la ausencia de la familia de los muertos, y para que nos sirva como punto de reflexión.

Organizan:
La Federación de Asociaciones Africana en Canarias, Amnistía Internacional, la cónsul de Guinea y personas de buenas voluntad.

viernes, 18 de julio de 2008

LOS SUPUESTOS PATRONES

Una vez más, la insesatez. Cuatro de las personas llegadas en cayuco a La Gomera el pasado viernes han sido acusados de patronear la embarcación desde Mauritania y les espera una larga estancia entre rejas. Al parecer, además de manejar la piragua, fueron ellos quienes arrojaron por la borda los cadáveres de diez inmigrantes que murieron durante el viaje.
Mi pregunta es: más allá del horror que han tenido que vivir, que por sí mismo ya sería un buen motivo para permitírseles que se quedaran en España, ¿tiene sentido acusar de tráfico de personas a quienes ha unido su destino al de sus compañeros de viaje? En la mayor parte de las ocasiones, a los que aquí se llama patrones no son sino algunos de los inmigrantes que pagan su pasaje cumpliendo esta función. Cuando las pateras venían y volvían a marcharse desde las costas del Sahara, entonces sí, pero acusar a los inmigrantes que patronean un cayuco cuando ellos también vienen para quedarse es poco menos que buscar culpables a la desesperada.
Hace unos meses ocurrió algo similar con el patrón de la patera que llegó a Arinaga. Fue juzgado y declarado culpable de diez muertes sin que las pruebas fueran del todo contundentes. Se necesitaba un chivo expiatorio. Bienvenidos, muchachos, a la Justicia del Paraíso.

martes, 15 de julio de 2008

NICOLÁS CASTELLANO EN CASA ÁFRICA






Nicolás Castellano es, para mí, algo más que un compañero de andanzas. Inmenso periodista, buen amigo, teldense como yo, de Nicolás se pueden decir muchas cosas y todas buenas. Hemos recorrido juntos algunos caminos de África y es de esos profesionales con los que se puede compartir en el amplio sentido de la palabra en un oficio, por qué no admitirlo también, lleno de envidias, celos y mediocridad.

Pero Nicolás no es así. Me siento muy orgulloso de haber vivido con él anécdotas y aventuras. Como cuando nos "atacó" una araña gigante en la isla de Karabane y tuvimos que matarla en calzoncillos a las tantas de la madrugada. O cuando un policía senegalés vestido de calle se enzarzó con nosotros a puñetazos una noche en el centro de Dakar, creyendo nosotros que era un ladrón que venía a robarnos.

El próximo lunes Nicolás, junto a la también espléndida periodista de la Cadena SER Carla Fibla, presenta su audio-libro en Casa África, a partir de las 20.00 horas, acto al que seguirá una mesa redonda. Estará también Sami Nair, pero esta es la noche de Nico y Carla. Sé cuánto han batallado para sacar adelante este proyecto y lo ilusionados que están. Como no podía ser de otra manera, han hecho un trabajo fantástico y le han dejado el protagonismo a los verdaderos actores de este fenómeno, los propios inmigrantes. "Mi nombre es nadie", que así se llama el audio-libro, recoge 30 reportajes hechos por estos dos monstruos. No se lo pierdan.

PD: Las fotos son de uno de nuestros viajes a Senegal, no creo que ni él las haya visto. La primera, sentado esperando por un cayuco que nos llevaría hasta una isla en la desembocadura del río Casamance; la otra, viajando en transporte público hasta Ziguinchor. Va por tí, Nico.

sábado, 12 de julio de 2008

LA MASCARILLA DE PAULINO


¡Qué gran idea la de Paulino Rivero, la de ponerse una mascarilla cuando fue a observar la llegada de un cayuco a La Gomera! Seguramente el presidente del Gobierno canario temía por la salud de los recién llegados y quería impedirles que se cogieran alguna enfermedad autóctona canaria, como la gripe. Lo extraño es que los médicos y voluntarios de Cruz Roja no portaban mascarillas. Debe ser que no han recibido la adecuada formación sanitaria o que no están acostumbrados al contacto con inmigrantes. En el futuro, tendrían que ser más cuidadosos, como Paulino Rivero.

LO QUE PIENSAN EN ÁFRICA

Le Sénégal appelle l'Afrique à réagir
10 juillet 2008 - AFP
Le Pacte européen pour l'immigration, approuvé lundi et qui doit formellement être signé en octobre, commence à faire des vagues en Afrique, appelée par le Sénégal à réagir face à ce que certains décrivent comme un "mur" érigé par l'Europe face aux "désespérés" du Sud. Ces protestations contre le durcissement de la politique européenne interviennent après un nouveau drame de l'immigration au large des côtes andalouses (Espagne), avec le décès d'au moins quinze clandestins africains, dont neuf jeunes enfants, dans la nuit de mercredi à jeudi. La Rencontre africaine pour la défense des droits de l'homme (Raddho), ONG basée à Dakar, a exprimé jeudi sa "grave préoccupation par rapport aux premières mesures qui inaugurent la présidence française de l'Union européenne". Alors que l'Afrique est frappée de plein fouet par le choc pétrolier et la crise alimentaire mondiale, "l'instauration d'un pacte européen sur l'immigration et l'asile va accentuer la vulnérabilité et la criminalisation de l'immigration et du droit d'asile", ajoute l'ONG. La Raddho exhorte en conséquence l'Union africaine (UA), "qui s'emmure dans un silence assourdissant" à "faire preuve de plus de célérité et de réactivité pour la protection de ses citoyens". Le Sénégal, où l'émigration est une tradition ancienne et où l'argent envoyé au pays par la diaspora est plus important que l'aide publique au développement reçue, a ainsi appelé mercredi l'Afrique à organiser la riposte. "Il sera urgent pour la partie africaine de se concerter et de se démarquer nettement des partenaires européens", a indiqué le ministre sénégalais des Affaires étrangères Cheikh Tidiane Gadio, lors d'une réunion d'experts à Dakar. Il faut "promouvoir fermement notre vision d'une migration concertée et non choisie et d'une approche globale et non ciblée", a-t-il ajouté. "L'Afrique, en réponse, devra préparer son projet de Pacte et peut-être qu'un jour les deux Pactes engageront un dialogue pour aller vers un Pacte concerté euro-africain sur la migration", a-t-il espéré. Le "Pacte européen sur l'immigration et l'asile", présenté lundi par la France à Cannes lors d'une réunion des ministres de l'Intérieur de l'UE, vise à organiser une immigration choisie et à mettre un terme aux régularisations massives. "Déjà, la directive adoptée par le Parlement européen le 18 juin restreint si besoin en était le droit d'immigrer ou de demander asile, donnant totalement raison à ceux qui dénoncent l'intention de bâtir une forteresse Europe contre les envahisseurs de la faim", selon la Raddho. "Pour stopper la horde de désespérés venus généralement du Sud pour prendre d'assaut ses frontières, l'Europe n'a donc pas trouvé mieux que d'ériger un mur", écrit de son côté le quotidien burkinabè Le Pays. "On croyait le temps des murs révolu, mais c'est sans compter avec la volonté farouche de l'Europe de se préserver, de se prémunir contre la "menace" de l'immigration clandestine", poursuit-il. "Le temps des nouveaux murs est un anachronisme à l'ère de la mondialisation. On ne peut pas parler de village planétaire quand, dans le même temps, des barrières sont érigées, même sous forme de législations contraignantes", poursuit l'éditorial. "A moins que la mondialisation, la globalisation dont on parle tant, ne profite seulement qu'aux autres; et que, finalement, la liberté de mouvement se fasse beaucoup plus dans un sens unique, c'est-à-dire du Nord vers le Sud", conclut le journal.

LA MUERTE Y EL SILENCIO





Una tragedia se superpone a la otra. A comienzos de semana, supimos la historia de 14 jóvenes arrojados por la borda de una patera que llegó a Granada; dos días después, el indescriptible dolor de esas madres arrojando por la borda a sus nueve bebés de una embarcación neumática a la deriva frente a las costas de Almería. Y ahora, las dantescas imágenes obtenidas por Carlos Fernández en La Gomera de ese cayuco que llegó a tierra con cuatro cadáveres a bordo entremezclados con los supervivientes, fotos que vuelven a mostrar con crudeza una realidad que muchos quieren ignorar.
Pasada la estupefacción y el horror, ya asoman los discursos de siempre. Se lo oí a Consuelo Rumí el otro día. "Culpa de las mafias que extorsionan a esta pobre gente", vino a decir. ¿Las mafias? ¿Quién obliga a estos jóvenes a subirse a un cayuco y jugarse la vida? ¿Las mafias o una Europa que se va poblando de Berlusconis que fichan a los gitanos y de fronteras con vallas y concertinas? ¿Las mafias o una legislación cada vez más dura, más intrasigente, que no deja resquicio para que estos chicos puedan venir legalmente? A veces valdría más que se callaran.

jueves, 10 de julio de 2008

CONCLUSIONES DE LOS JURISTAS SOBRE EL SAHARA

La CONFERENCIA INTERNACIONAL DE JURISTAS SOBRE EL SÁHARA OCCIDENTAL, celebrada en Las Palmas de Gran Canaria durante los días 27 y 28 de Junio de 2008, adopta como CONCLUSIONES, las siguientes:

El Sáhara Occidental es un caso de descolonización. Por tanto es de obligada observancia el derecho de su población autóctona a la autodeterminación, y tal derecho debe plasmarse en la celebración de un referéndum libre, democrático y transparente en el cual figure la opción de la independencia.

MARRUECOS NO TIENE SOBERANÍA sobre el Sáhara Occidental. Marruecos es una simple POTENCIA OCUPANTE y, por lo tanto, su presencia constante en el Sáhara Occidental es ilegal. La negativa del Régimen marroquí a la libre determinación del Pueblo del Sáhara Occidental constituye, según la propia doctrina de Naciones Unidas, una amenaza a la paz y seguridad internacional y un crimen contra la Humanidad.

El Sáhara Occidental tiene una doble naturaleza jurídica internacional: es un Territorio No Autónomo, pero también es un Territorio ocupado militarmente. Por ello debe quedar sometido a los parámetros jurídicos del Derecho Internacional Humanitario y a la aplicación del IV Convenio de Ginebra de 1949, Convenio del que el propio Marruecos es Parte desde 1957. El Consejo de Seguridad de la ONU debe proceder a la calificación formal del Sáhara Occidental como “Territorio Ocupado”, el mismo reconocimiento que dispensó a Gaza y Cisjordania en 1980 y a Timor Oriental en 1975. La calificación indicaría al menos un consenso sobre la situación de hecho que se vive actualmente y sería un principio que invocar en cualquier momento, dado que su contenido jurídico protege a las personas civiles en tiempos de guerra y prohíbe, entre otros extremos, la alteración de la composición humana de un territorio ocupado y la apropiación de sus riquezas naturales.

Las únicas partes en el proceso son el Frente POLISARIO y Marruecos. El deber de todos los Estados, en particular de Francia, Estados Unidos y España, es de abstenerse de tomar medida alguna que prive al Pueblo del Sáhara Occidental de su ejercicio a la libre determinación; y tienen el deber jurídico positivo de respetar, promover y asistir al Pueblo saharaui Occidental en el ejercicio de tal derecho. Tales deberes, en la actual ronda de negociaciones entre las Partes por la que discurre el Proceso de Paz, convierten en inadmisibles e ilegales cualquier refuerzo a la ocupación marroquí del Sáhara Occidental, e igualmente ilegal el respaldo a las tesis de la autonomía impuesta por Marruecos como única solución del conflicto, y la parálisis del proceso de paz por Marruecos como medio de presión para que la Parte saharaui acepte la autonomía.

El Muro defensivo construido por Marruecos supone una violación flagrante de los principios que rigen los Territorios ocupados, que prohíben a las autoridades de ocupación emprender medidas para cambiar su configuración, capaces de influenciar en el futuro político de estos territorios. Este Muro de separación dificulta aun más el derecho del Pueblo saharaui a la autodeterminación porque provoca divisiones y desequilibrios demográficos y topográficos; es anacrónico, dado el cese al fuego declarado y respetado desde 1991, desvirtúa las “medidas de confianza” entre las partes impulsadas por la ONU y no contribuye a cicatrizar las heridas causadas por el conflicto. Constituye, lisa y llanamente, la violación flagrante de todos los derechos saharauis y de su soberanía sobre los recursos naturales, y supone una amenaza para su futuro. La Corte Internacional de Justicia declaró ilegal en 2004 un caso análogo.

Constan fehacientemente las condiciones intolerables que aquejan a los presos políticos saharauis en las cárceles marroquíes y las reivindicaciones de la resistencia saharaui en las zonas ocupadas del Sáhara Occidental. Es claro, además, el catálogo despreciativo hacia los Derechos Humanos en los territorios ocupados por Marruecos: desapariciones forzadas, torturas, castigos y tratos crueles, inhumanos y degradantes, arrestos arbitrarios, denegación de un juicio justo, limitaciones a libertad de expresión y de prensa que afecta, incluso, a medios de comunicación marroquíes, y de la libertad de reunión y asociación. Las dificultades de la población saharaui sometida a ocupación militar adquieren tintes dramáticos si se tiene en cuenta que la sola manifestación o simpatía con la causa saharaui es motivo de grave represión, no sólo en las zonas ocupadas del Sáhara Occidental, sino en el propio Marruecos.

La Conferencia quiere saludar expresamente el trabajo incesante de los activistas saharauis que, en el nombre de la población saharaui de las zonas ocupadas por Marruecos, ponen en serio peligro su integridad día a día en defensa de los Derechos más elementales de su Pueblo.

La violación de la soberanía inmanente sobre los recursos naturales del Sáhara Occidental es otra consecuencia gravísima de la ocupación del Territorio. Al negociar con Marruecos, cualquier país tercero es corresponsable internacionalmente por la explotación ilícita de los recursos naturales del todavía Territorio No Autónomo. Denunciamos la pasividad de la ONU, que si en el conflicto de Namibia llegó a denunciar a empresas concretas ante los Tribunales internos de algún Estado, en el caso del Sáhara Occidental sigue ignorando abiertamente tal ilegalidad.

Por último, denunciamos que la MINURSO se mantenga como campana de cristal que ignora la realidad que se sigue viviendo en las zonas ocupadas del Sáhara Occidental, sin estructuras preventivas ni coercitivas que permitan el control efectivo sobre el mismo. Instamos de la MINURSO obligue a la parte marroquí a permitir el acceso al Territorio de observadores y prensa libre internacional. A que exija de la Parte marroquí el respeto a los Derechos Humanos de la población saharaui en las zonas ocupadas del Sáhara Occidental. Y a que evite de la Parte marroquí el robo sistemático de los recursos naturales del Sáhara Occidental, sobre los cuales carece de legitimidad alguna.


En las Palmas de Gran Canaria, a 28 de Junio de 2008

martes, 8 de julio de 2008

EL REGRESO DE MUSSOLINI

Lo de Italia va camino del fascismo más rancio a pasos acelerados. El Ministerio del Interior está tomando las huellas a todos los ciudadanos gitanos de aquel país para la elaboración de un censo. En las fichas se incluyen casillas como "etnia" o "religión", que los ciudadanos deben rellenar. Así las cosas, el censo Maroni, que así se apellida el ministro del Interior transalpino, viene a recoger negro sobre blanco la ideología del nuevo gobierno de Berlusconi, el ejecutivo más xenófobo de los últimos sesenta años. Mientras tanto, las agresiones contra los calés se suceden en todo el país, tanto a manos de policías como de particulares. El ejemplo cunde. Ha vuelto el espíritu de Mussolini.

lunes, 7 de julio de 2008

MENORES EN CANARIAS

Canarias acoge ya a 1.300 menores inmigrantes en sus abarrotadísimos centros, todos ellos llegados en pateras y cayucos a las Islas. Después de que el Gobierno socialista admitiera el traslado de medio millar de ellos a la Península durante el año 2006 y su reparto por varias comunidades autónomas, Madrid ha dado la espalda a este asunto de manera pertinaz. En los centros canarios ya no caben más. Hay lugares, como Arinaga, en Gran Canaria, donde poner colchones en el suelo para que duerman ha dejado de ser una solución de urgencia para convertirse en algo cotidiano. ONG e instituciones los han visitado y han comprobado que están a rebosar. ¿Por qué, entonces, el Gobierno de España mira para otro lado? Alegan que es una competencia de la Comunidad. Sí, pero si los políticos canarios ha demostrado ser incapaces de hacerlo mejor, de ofrecer otras alternativas, ¿se puede abandonar a su suerte a 1.300 chicos, con quienes es imposible trabajar la mínima integración? Y siguen llegando. Y el ambiente se enrarece en lugares pensados para 60 y donde hay 200 ó 300.

Al final, ocurrirá una desgracia para que alguien haga algo. Como siempre. Llevan demasiado tiempo jugando a hacer política con ellos y llegará la tragedia. Ya lo verán.

miércoles, 2 de julio de 2008

CACERÍA EN TORRE PACHECO




Viernes, 27 de junio. Cientos de policías nacionales irrumpen por sorpresa en el pueblo murciano de Torre Pacheco para dar inicio a la cacería contra el inmigrante. A todos los extranjeros con los que se cruzaron, pero fundamentalmente a los magrebíes, se les retenía en varias plazas de la localidad vigilados por antidisturbios hasta que se les requería la documentación. En esta redada cayeron madres que iban al mercado, chicos que venían del instituto y muchos jóvenes con sus papeles en regla. De hecho, fueron retenidos por este método nada menos que 300 personas y finalmente sólo 58 no tenían su documentación, que fueron trasladados a la comisaría para tramitarles un expediente de expulsión. Los vecinos del pueblo estaban realmente asustados ante este despliegue, que duró varias horas.




Los sucesos de Torre Pacheco, denunciados por sindicatos y organizaciones sociales, no son algo aislado. El clima de rechazo a los inmigrantes que se está asentando en nuestro país y en toda Europa, alentado y jaleado por gobernantes que son capaces de aprobar leyes como la directiva de retorno europea, trae sucesos como éste. Lo realmente lamentable es que hayan sido fuerzas del orden público quienes han actuado de esta manera, al más puro estilo del Tercer Reich, cuando en teoría están ahí para defender los derechos de las personas.




¡Qué malos tiempos se avecinan!

lunes, 30 de junio de 2008

UN CAYUCO DE RÉCORD


Ayer domingo fue interceptado en el sur de Tenerife el cayuco que ha conseguido llegar a Canarias con más personas a bordo desde que comenzara este fenómeno, nada menos que 179 inmigrantes, de los que una veintena podrían ser menores de edad. Hasta ahora el récord lo tenía una embarcación que llegó en 2006 a la isla de El Hierro con 172 personas a bordo, aunque la Guardia Civil Española interceptó otra con más de 180, pero en este caso fue en aguas senegalesas. Este cayuco de ayer habría partido precisamente desde Senegal, según las primeras versiones. Impresiona verlo, casi como un trasantlántico, e imaginar qué podría haber pasado si las cosas no hubieran salido bien.

FÚTBOL Y POLÍTICA

Decía ayer Angels Barceló en la televisión que el fútbol es sólo eso, fútbol, y que no había que ir más allá y que aquellos que no se habían alegrado de las victorias de la selección española estos días se habían perdido, entre otras cosas, la posibilidad de abrazarse con un desconocido. Intentaba de esta manera la popular periodista catalana justificar su participación protagónica en la constante exaltación de la bandera y los símbolos de España que hemos vivido en los últimos días en este país a cuenta del fútbol.

Sin embargo, no estoy de acuerdo. El fútbol es mucho más que fútbol. Y sobre todo estos días. La selección española le ha hecho un inmenso favor a este gobierno para que, al menos durante unos días, la gente no hable de la crisis económica, el agujero por el que probablemente se va a salir toda la gasolina socialista de aquí a 2012. Y Zapatero lo sabe y Angels Barceló también. Y el fútbol sirve para reforzar la idea de pertenencia al grupo, en este caso al Estado. Y sirve para hacer dinero. Y para perderlo. Que la pelotita entre o no entre ha desencadenado hasta guerras, como fue el caso de El Salvador y Honduras, y ha provocado suicidios y enamoramientos.

El fútbol es arte, espectáculo, es pasión desenfrenada y táctica milimétrica, son once contra once en pantalones cortos pero también una sublime combinación de estrategia y deporte. El fútbol es religión en Sudamérica y el sueño de media África, donde se encuentra el futuro del mundo. El fútbol es muchísimas cosas, pero es, sobre todo y también, política.

viernes, 20 de junio de 2008

NO DEJAN SALIR A DADDACH


Fue en mayo de 2005. Me encontraba en El Aaiún haciendo unos reportajes cuando estalló la llamada Intifada saharaui. Manifestaciones, represión, violencia. El Sahara ocupado parecía levantarse contra su opresor. Entonces conocí a Daddach. Otros activistas, como Hammed Hmad, Brahim Noumria o Aminatou Haidar organizaron un encuentro en un piso secreto con los pocos periodistas occidentales que estábamos allí y él se encontraba en la sala. No hablaba demasiado, su mera presencia destilaba autoridad. Había estado 25 años sufriendo todo tipo de vejaciones en las cárceles marroquíes y se había convertido en el símbolo de la resistencia. Tanto sufrimiento hace que aparente más edad de la que realmente tiene. Es Sidi Mohamed Daddach, premio Rafto de Derechos Humanos 2002, a quien ahora el Consulado Español en Agadir le deniega el visado para viajar a Las Palmas a participar en unas excelentes jornadas de Juristas por el Sahara que se celebran la próxima semana. Hace pocos días fue golpeado por la policía marroquí.
Una inmensa y pesada losa de silencio sigue oprimiendo al Sahara y el Gobierno español, lejos de contribuir a que se visibilice tanta injusticia, se convierte en cómplice del régimen marroquí. Qué poca vergüenza.

miércoles, 18 de junio de 2008

EL LOCO QUE REZABA A ALLAH


Hace unos meses, en algún lugar de la isla de Tenerife, un inmigrante llegado en cayuco a la Isla se encontraba atado a una cama de un centro hospitalario. Al parecer, según quienes le atendían, las duras condiciones del viaje le habían provocado un grave problema mental que le hacía saltar de la cama al suelo a la primera ocasión gritando imprecaciones a su dios, Allah. Pasados unos días y ante la imposiblidad de hacerse entender con el recién llegado, se decidió recurrir a un traductor para intentar desentrañar los vericuetos de esa mente atormentada. Cuando llegó el traductor se descubrió la verdad. El chico se tiraba al suelo para rezar y agradecer a Allah la inmensa suerte que tenía por haber llegado con vida.

Escuché esta historia hace unos días y no me la puedo sacar de la cabeza. Aprovecho para contarla estos días que repunta la llegada de cayucos a Canarias (foto de Borja Suárez). Por cierto, ánimo a la gente de Cruz Roja, que siguen haciendo una labor fantástica.

EL MESTER DE PROGRESÍA

Últimamente he tenido un poco abandonado este blog, pero ante los cientos de comentarios recibidos a cada uno de mis pequeños artículos, he decidido seguir en la brecha. Hoy se aprobó finalmente la directiva de la vergüenza en Estrasburgo, la norma que faculta a los estados a tratar a los inmigrantes en situación irregular como auténticos delincuentes. Un detalle a recordar: salvo José Borrell y algún que otro eurodiputado socialista, los representantes del PSOE en la Eurocámara votaron a favor. Para que luego vengan entonando su mester de progresía.
 
Free counter and web stats